dissabte, 23 de febrer de 2013

Bombines en el agua


Flota la nieve
en zigzag...

aterriza
en mi labio

y de la boca
sale planeando
un caballito 
que sacude las alas.




Un relincho
diminuto
como una montaña

y al pasto le nacen
dos pezones
que se van coronando
de miel blanca




El sol
suelta un estornudo

y la nieve vuela

atravesando
las carpas

como una película
de bombines
flotando en el agua.













divendres, 15 de febrer de 2013

Sed de arcilla

Querría hundir las manos
en un poema de agua
y escribir un cuenco de arcilla

construir una sola palabra
a cincel y a oscuras

alisarle las paredes
y añadirle una moldura

secarla al sol
como un panecillo
único y perfecto
que sucumbe al mediodía

dejarla macerar
por siete días

y observarla
hasta que le crezcan patitas

lustrarle las alas
y esperar 
que el vacío la engulla








dilluns, 11 de febrer de 2013

Arrope de cerezas

Crecer
hasta lucir
la más bella
cabellera blanca,

alcanzar el balcón
y husmear

entre las rendijas

el rastro
de dos manos
en la barandilla,



sacudirme de algodón
las trenzas

como haría una princesa

-de puntillas-

soltar pañuelos
al aire
y aguardar

que se abra el ventanal

y aves en bandada
me aniden
entre los nudillos

arrope de cerezas




Fotografía: Beatriz Gil
Poema: Isolda Font







dilluns, 4 de febrer de 2013

Paris, après la pluie

En Paris, après la pluie,

la torre se precipita
hacia el ventanal
como un imán

a espiar a los amantes
todavía entrelazados.

En Paris, après l'amour,

los jinetes sin montura
juguetean
entre las sábanas.

En Paris, après la pluie,
al gigante de metal
se le escapa una lágrima.






Foto: Beatriz Gil
Poema: Isolda Font

dissabte, 2 de febrer de 2013

San Petersburgo





Atardece 
en San Petersburgo


columnas de humo
invaden los cielos

pájaros en llamas
y un concierto de violín
que a la noche
se encarama.



Atardece
y la ciudad
se viste de silueta,

como una dama.




Foto: Beatriz Gil
Poema: Isolda Font



Paris, la pluie...













Paris, la pluie...


los versos de Prévert
cabalgando desde Brest
o Cherbourg
como minúsculos jinetes

para aterrizar en azoteas
y ventanas entornadas,
penetrar las casas

¿recuerdas, Bárbara?

éramos vírgenes de lluvia
y en esa época
aún cerrábamos las ventanas.


Paris, la pluie...

dos 
amantes

una 
sábana 
blanca



Foto: Beatriz Gil
Poema: Isolda Font






La casa azul

La casa azul
la puerta azul

llegar a casa
aparcar la bici
quitarme la bata

entrar a la casa
azul y desnuda

cerrar la puerta
dejar la nieve afuera

encender la chimenea
quemar el resto de la ropa

y quedarme dormida
azul y desnuda

con la bici y la nieve
descansando en las aceras
azul y a oscuras


Foto: Beatriz Gil
Poema: Isolda Font