dilluns, 29 d’octubre de 2012

Toneladas de mierda

Dijo un poeta
que hay días que parecen pintados
con el color de la mierda...

el de hoy está pintado
de una mierda espesa
como la lava
que penetra por tragaluces

arrasando triciclos
y muñecas,
colgando en un aire inerte
campanadas de fin de año.

Una mierda que se expande
hasta el ocaso más bello
para acuchillarle los colores
hasta dejarlo sin vida y
del color de la mierda

Hay días en que Dios
jamás existió

tan sólo la desolación
tras la catástrofe

tan sólo la rabia

tan sólo sacar
cubo tras cubo
toneladas de mierda



Relato: mi mejor sueño

En el ránking de los sueños
la medalla de oro
se la llevó de calle éste.

Ando por un jardín
y sé que es primavera,
mis pies siguen
un sendero rojo
de gala

hay bocaditos y champán
y conversación educada

unos músicos entonan
sin prisa
alguna nota,
afinando

y como viniendo de muy lejos,
unas voces,

que sigo,
y bajo un arco de hiedra
sentados
en un banco de piedra
dos ancianos
de la mano

entonando
el coro de peregrinos
de Tannhäuser,

la orquesta espera su momento
para crecer como tormenta

y entonces la abuelita se pierde
y debo ayudarla a continuar
uniéndome a ellos
en un torbellino de piel erizada







dissabte, 27 d’octubre de 2012

-1°

Hoy sábado,
sin importarte el asueto 
previsto en el calendario,

amaneciste bofetada,
con un sol burlón
que no calienta,

sino que luce
desde lo alto de su peana
sus perfectos bucles dorados.



Con mofletudos dedillos
va pintando sombras
aquí y allá,

para que circulen
hordas de cuerpecillos
encorvados
en desesperada coreografía,
al unísono,

las manos heladas
en perfecta estalactita
el corazón buscando leña 
entre lagartijas.



Pero
no es un baile de sol,
es un baile de luna

los párpados se cierran
en los parterres,
la marea retumba

el sol está de espaldas
ya huye la marabunta.









divendres, 26 d’octubre de 2012

Hay veces en que lloramos sin saber por qué

Hay veces
en que lloramos
sin saber por qué...

será por tantos poetas
que acabaron exterminados
en cuerpo

mientras que sus palabras
se gravaban
en lo más hondo
de nuestro esqueleto,

será por aquél amigo
que jugando al escondite
se nos fue
y que seguimos buscando
en secreto...

será por la belleza
que se posa
en el alféizar
de una luna coqueta
arropada en azules
de terciopelo

será por el océano,
que va y viene y
por la tierra que devora
cuando respira,

por el aroma a pan
tras un ayuno
de millones de los nuestros...

hay veces
en que lloramos...

y qué importa
saber por qué





dimecres, 24 d’octubre de 2012

Secretos en la escarcha

Una anciana
envuelta en lana
va recogiendo pedacitos
de escarcha

los mete bajo su chal
-con cuidado-
antes de devolverlos al cielo
como si fuera un molino

y ríe...

y yo me escondo
a observar sus secretos
hasta que

la nube de cuervos
dejada por el viento
me delata

y la anciana se zambulle
-para siempre-
en un enorme charco
de agua.








diumenge, 21 d’octubre de 2012

El otoño me regaló un puente






Ayer, el paseo otoñal
dulce y atrapado en el aire
me construyó un puente
hasta otra ciudad
por la que caminé.

Las paredes coloreadas
de las calles,

el mercado dominical
con gramófonos de trombón,
su olor a periódico
y café recién molido,

la pareja de ancianos
enredados en un tango


el sol azotando
la iglesia ortodoxa,

el parque japonés,
presagios flotando
entre el sol y sus sombras,

hasta llegar allá
donde el río decide
besar al mar

a ese banquito
donde me senté
a contar poemas,

y tomar una enorme bocanada
para quedarme allí,
donde los sueños
conviven entrelazados

hasta tal vez
el próximo otoño
cuando de nuevo el aire
me devuelva otros lugares


divendres, 19 d’octubre de 2012

Paseando

Una tortuga mansa
se acercó a un elefante

en sueños

y le dio la manita

....vayamos a pasear
aunque sólo sea
durante el crepúsculo,

paseemos
aunque sea en sueños...

el elefante
rebuscó en su memoria

y al despertar
los encontraron abrazados,

él
con su trompa
rodeándola

ella
con su caparazón
desviando la lluvia

y creyeron que eran amantes
pero no,

eran simplemente 
dos seres
que una vez
pasearon en sueños



Sigo respirando


A pesar de las grietas
en los cimientos

de payasos acumulados
en la cola del paro

de esa ardilla atropellada
cuando iba
de árbol en árbol


de ese amigo
traspapelado
en la niebla
del desengaño

de las caries
que crecen
en el alma

de los dioses
en asueto de verano y

de las flores que marchitaron
cuando miraba para otro lado



sigo respirando

https://www.youtube.com/watch?v=3aF9AJm0RFc



diumenge, 14 d’octubre de 2012

Llegó el otoño sin avisar



Llegó el otoño sin avisar
esta mañana mientras pedaleaba

Hasta el zorro que me cruza
-si la madrugada es blanca-
llevaba en el hocico
gotitas de porcelana.

Nada más queda
el cielo tricolor
que se asoma a mi ventana

un paseo entre robles
la solapa levantada,

calzarme los zapatos
de óxida hojarasca

y escuchar a Satie
arrebujada en la cama

dissabte, 13 d’octubre de 2012

Doce años

Me dijo un sabio amigo
que mi exilio es como un hijo,

que nació el día de los muertos
cuando el mundo se acababa.


Ya es todo un adolescente,
con sus hormonas
y pataletas,

con sus contados instantes
de perfecta exactitud,

con un pie todavía en la arena
y el otro,
merodeándole a la luna
para,
-como diría Sabina-
levantarle la falda
si se despista.


Ya le crecen
espinas en el rostro
ya la voz se le trunca
en la ocasión mas indiscreta

ya mi niño sale solo,
sin mí, 
ya mi exilio se aleja.
















dimecres, 10 d’octubre de 2012

Compañero de caucho



Si te preguntara,
amigo de caucho,
de qué huyes

tal vez me mandarías
la resaca de un sueño con alas,

acaso un grito
con recuerdo de espesura.




Si te acompañara,
mis brazos serían tus ramas

mis raíces, las huellas
por las que caminas

el horizonte, un ovillo terco y
plagado de travesura.





Y si alguien, de un soplo
nos recordara,

una laguna de viento
nos llevaría, de nuevo

hasta el castillo de marfil
al norte de esa playa,

a la casita blanca
en la cima de aquella montaña

o volveríamos al sur,
allá donde reímos.




dilluns, 8 d’octubre de 2012

La noche

La noche arrastra
cascabeles de luna

azules de terciopelo,

pedacitos de estrella,
de mar y risa.


La noche lleva
pendientes de agua

y collares de pluma


La noche se levanta
como polizón de tumba

divendres, 5 d’octubre de 2012

Me niego

Me niego

a dar la espalda
a una flor que se marchita,

a caminar de perfil
cuando el sol del hambre quema.


Me niego

a limar el empeño de las manos
cuando se juntan,

a escatimar esperanzas
y
a dejar a la luna en vela.


Me niego

a tirar por la borda

cicatrices
y
paraguas...

... me niego

a que vengan las lápidas
y no dejen huella.