divendres, 26 d’octubre de 2012

Hay veces en que lloramos sin saber por qué

Hay veces
en que lloramos
sin saber por qué...

será por tantos poetas
que acabaron exterminados
en cuerpo

mientras que sus palabras
se gravaban
en lo más hondo
de nuestro esqueleto,

será por aquél amigo
que jugando al escondite
se nos fue
y que seguimos buscando
en secreto...

será por la belleza
que se posa
en el alféizar
de una luna coqueta
arropada en azules
de terciopelo

será por el océano,
que va y viene y
por la tierra que devora
cuando respira,

por el aroma a pan
tras un ayuno
de millones de los nuestros...

hay veces
en que lloramos...

y qué importa
saber por qué





4 comentaris:

  1. Salvo en las ocasiones en que lloramos por nosotros mismos, cerca o lejos de los pantanos, entre los hijos de la niebla o la ventana cerrada de la casa de la colina.

    ResponElimina
  2. hola. soy amigo de gorka, y también escribo. me ha gustado mucho este poema, tiene mucha fuerza, aunque mi crítica no puede ir mucho más allá, porque de poesía pura y dura no entiendo casi nada. me los estoy leyendo todos, pero el que más me gusta es éste. vaya familia que tenéis, ¿hacéis cenas familiares o directamente representáis el Hamlet...? Broma. si quieres leer mi blog es alejandrovargassanchez.blogspot.com, "historias de la prehistoria". Un saludo

    ResponElimina
    Respostes
    1. gracias "Alejandro", ya sé que es tu pseudónimo, no revelaré tu identidad, no temas ;-) yo también estoy chafardeando tu blog... por cierto, si te gustó el poema, ya entiendes de poesía, en mi opinión de eso se trata, o te gusta o no te gusta, lo demás son intelectualismos esnobs y rollazos jeje
      saludos!
      P.D. Nuestras reuniones familiares son mucho más divertidas y surrealistas que Hamlet jeje

      Elimina
  3. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina