divendres, 19 d’octubre de 2012

Paseando

Una tortuga mansa
se acercó a un elefante

en sueños

y le dio la manita

....vayamos a pasear
aunque sólo sea
durante el crepúsculo,

paseemos
aunque sea en sueños...

el elefante
rebuscó en su memoria

y al despertar
los encontraron abrazados,

él
con su trompa
rodeándola

ella
con su caparazón
desviando la lluvia

y creyeron que eran amantes
pero no,

eran simplemente 
dos seres
que una vez
pasearon en sueños



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada