divendres, 18 d’abril de 2014

Hasta siempre, Maestro


Hasta siempre, Maestro





Maestro, partiste ya
en cuerpo

para dejarnos
la mirada de fuego
de un caballero
vagabundo;

nos queda
la cabellera de cobre
de una niña difunta

una orquesta de seres 
levitando
hasta el infinito

el abuelo,
su árbol

los pececitos de oro
que nos regalaste
y que a veces
se tropiezan en mi camino



Cómo darte las gracias
si tú eras el genio
de las palabras

si fuiste mi maestro
y el de tantos

si cada vez que te leo
el espejo se tiñe
de paisajes humanos,

si te debo
cada luna
que atraviesa mi cara.



Maestro
allá donde estés
sé que seguirás tejiendo
misterios de lana

para abrazarnos el alma.






6 comentaris:

  1. Lindo homenaje en tus versos
    le regalas, un placer.

    Feliz domingo.

    ResponElimina
  2. Precioso Homenaje a Gabo, Isolda. Un fuerte abrazo.

    ResponElimina
  3. LANA, LUNA,
    ABUELO Y ÁRBOL
    EL ESCARGOT
    DE LA INFANCIA
    SIEMPRE CERRADO
    Y SIEMPRE LETRA A LETRA
    ABIERTO
    SIEMPRE ACABADO
    Y SIEMPRE EN
    FORMACIÓN...
    Salvador Ramos.
    www.azudrina.blogspot.com

    ResponElimina