divendres, 15 de juny de 2012

Lima Centro


LIMA CENTRO






A cuánto la vida, señora, caballero, ¿20 dólares? 


El perro sin amo cierra los ojos, acostumbrado, 
y yo sin poder comer, 
y yo sin saber dormir, 
y yo sin saber cómo mirar. 


Las calles deambulan ruidosas, 
a veces amables, a veces, 
con el aire que falta y 
la piel más quemada 

y el mundo entero 
me parece un documental 
de taxistas parlanchines 

de una chica que me pide los restos de comida 
que yo no alcancé a tragar,

de un chiquillo que aprende a contar 
en la escuela de la calle oscura, 

de huelgas y piquetes, 
de rituales de coca 
y sabores distintos, 

de fantasmas del ayer 
y promesas por cumplir, 

de una historia que se escribe 
desde el sur del alma, 

desde las rodillas 
hasta la lágrima. 



Y yo sin poder comer, pudiendo 
y yo sin saber dormir, teniendo 
y yo sin saber si mirar, aún queriendo

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada