dissabte, 16 de juny de 2012

Ollantaytambo



Jugando a la rayuela 
por suelos o paredes 

treparía 

hasta la túnica 
de lentejuelas y polvo 
que cubre esta noche 

hasta la voz de soprano 
de la dueña 
de esta falda milenaria 

1 comentari:

  1. Y sigue el viaje quizás hacia un "dorado" que cosntruyó la esperanza pero la túnica de polvo y lentejuelas sigue ahi.

    ResponElimina