divendres, 15 de juny de 2012

Pan de hormigas con lomo fino



Un perro lisado 
mira a otro perro 
que luce dueña 
y burbujas de jabón. 

Anda cansado 
de su costillar hueco, 
rehuye la mirada
avergonzado 
y acelera el paso truncado 
cuando le llamo "bonito". 

Se para frente una charquita 
y bebe con respeto 
el agua sucia, 
estremeciéndose a cada ratito. 

Quiero darle agua fresca 
y parte de mi sanguche 
pero se asusta mucho 
si me acerco 
e incluso una queja

le sacude las patitas. 

En la basura restos de pan 
son devorados por hormigas. 
El viejo cholito lame los restos 
de un lomo saltado 
con los ojillos entornados. 

Aprovecho que se duerme 
para poner agua en un cuenco, 
sé que me observa 
pero simula no darse cuenta 
cuando le acaricio las orejas. 

Abre los ojos un poquito 
y se atreve a tragar 
mis mimos y palabras dulces. 

Ya con la cabeza en mi rodilla 
rodeo a mi amigo 
con mi chal curtido 
y ya los dos 
olvidamos el olvido

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada