divendres, 1 de juny de 2012

Frío multiplicado por tres


Últimamente se suceden los inviernos. Y ni siquiera van disfrazados de manto blanco, chimenea ociosa o árboles en sepultura...

Este invierno
es invierno tres veces,


y es un invierno que nace
 de las costuras
de un colchón desvencijado,
un invierno que, pese al tiempo,
se instala como aquél amigo
que perdura,


un invierno contra-natura
surcado de ausencias, mediocre
y vago,

con televisores multiplicando
catástrofes de trapo.


Un invierno erre que erre,
tan aburrido 
de su propio desencanto
que ni recuerda colgarle nubes
a su cielo de amianto.


Y sigo.


Es un invierno 
de resaca cabezona,
de sala de espera sin revistas,
de picor incontrolable,
de manta que no abriga,
de libro con las hojas apelmazadas.


Un invierno de ahínco,
degolla-primaveras


basto y rudo




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada